Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google

El Despertar de los Sentidos

 usted quiere afinar sus competencias para tomar el café como un verdadero maestro catador, un buen plan es apuntarse a un ritual para el despertar de sus sentidos: el “Bautizo Cafetero”

Quizá no hay una bebida en el mundo tan cómplice de brillantes ideas, de palabras de amor, negociaciones, discusiones y reconciliaciones; de largas noches y frías mañanas, como el café. Sin embargo, tomarse el tiempo para detectar los aromas y sabores que tiene una taza de esta bebida y poder distinguir entre un grano de buena, regular o mala calidad, es un ejercicio que, o no se hace por desconocimiento, o simplemente parece ser tema exclusivo para expertos. 

Ahora, si usted quiere afinar sus competencias para tomar el café como un verdadero maestro catador, un buen plan es apuntarse a un ritual para el despertar de sus sentidos: el “Bautizo Cafetero”, una marca registrada de Café San Alberto, donde enseñan a apreciar y a disfrutar los atributos particulares de los cafés especiales colombianos a través de un delicioso recorrido sensorial, donde se habla del café colombiano, del proceso de producción, las materias primas, se realizan ejercicios olfativos y gustativos y se finaliza con una degustación guiada de tres diferentes cafés, a través de rituales de preparación. 

Si bien la experiencia la ofrece esta marca colombiana desde 2009 en su finca ubicada en el municipio de Buenavista, Quindío, desde hace un par de meses hace parte de la oferta de rituales con que cuenta su más reciente tienda, localizada en el sector de Usaquén, en Bogotá. También la ofrecen en su tienda del Centro Histórico de Cartagena. 

Una marca registrada de Café San Alberto, donde enseñan a apreciar y a disfrutar los atributos particulares de los cafés especiales colombianos a través de un delicioso recorrido sensorial, donde se habla del café colombiano, del proceso de producción, las materias primas, se realizan ejercicios olfativos y gustativos y se finaliza con una degustación guiada de tres diferentes cafés, a través de rituales de preparación.


La experiencia, que puede vivirse desde dos personas en adelante, inicia con una charla sobre los procesos de cultivo, recolección y proceso del café. Es aquí en donde los aprendices en este arte se enteran, por ejemplo, que la propuesta de café San Alberto hace parte de una fórmula de tierra y un proceso llamado por ellos “La quíntuple selección”, la cual consiste en seleccionar manualmente cada grano que será usado para la elaboración de su marca de café tostado. 

Luego viene la práctica. Lo primero es aprender a identificar sabores: Dulce, amargo, salado y ácido. Un ejercicio que, si bien no merece mayor esfuerzo, se torna más complejo cuando hay que identificar en qué parte de la lengua están los sensores detectores de cada uno de ellos. 

Luego es el turno para la nariz. Un ejercicio sensorial en donde el alumno debe detectar e identificar los grupos aromáticos (terroso, frutal, vegetal, maderoso, especiado, floral, tostado, animal y químico), y el producto que su mente evoca al olfatearlo: miel de maple, durazno, chocolate suizo…

La iniciación al mundo del café concluye con una cata de café con diferentes técnicas: Chemex, cono de goteo, sifón de vacío… No solo el certificado que se recibe al final de la experiencia es prueba de que uno tiene los conocimientos básicos para apreciar sabores y aromas y descubrir la riqueza que encierra una buena taza de café. También, de que uno jamás querrá volver a tomar una taza de café corriente. 

La experiencia tiene una duración aproximada de una hora y treinta minutos y puede reservarse a través del departamento de turismo receptivo de Aviatur, llamando al 571 3817111 o a través de la central de reservas de la agencia, al 3821616 en Bogotá. 

En AVIATUR.com encontrarás tiquetes baratos, hoteles, autos, paquetes turísticos, cruceros y mucho más. Reserva ahora vuelos económicos a destinos nacionales e internacionales.

¿Usted desea que lo llamemos?

Atención 24 horas.