Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google

La magia de la Navidad en Roma

Coliseo Romano, navidad en Roma

Plaza de San Pedro, Arbol de Navidad

A Roma la podemos catalogar como un museo abierto, porque por donde se camina hay algo que admirar, ruinas, fuentes, monumentos y si nos referimos a la Navidad, este es un destino que se debe recomendar.

Celebrar la Navidad en el epicentro de la religión católica, tiene gran significado. No importa el frío invierno, hay que salir en la noche y recorrer las calles iluminadas por esta época, como la vía dei Condotti o via Nazionale, dar un paseo por la Plaza de San Pedro y ver el pesebre que cada año tiene un diseño diferente.

¡O qué tal! ir a comprar dulces, adornos, juguetes, comida… en la feria que se instala en la Plaza Navona, un sitio que encanta a los visitantes por la imponencia de las tres fuentes que la adornan: Nettuno, los Cuatro Ríos y la del Moro.

Hay que disponer más de una noche para recorrer otros lugares, como el imponente Coliseo Romano que emana luces por cada uno de sus arcos y es antecedido por un fastuoso árbol de Navidad. Y para volver a Roma, hay que alistar una moneda que se debe lanzar en la Fuente de Trevi. Así como estos grandes tesoros romanos, hay mucho más para conocer en cada una de sus calles.

El pesebre

Plaza Navona Roma

En esta agenda hay que incluir la misa de la Natividad, celebrada por el Papa la noche del 24 de diciembre en la Plaza de San Pedro, adornada por el pesebre y el árbol de Navidad que es encendido por el Papa.

La atmósfera que envuelve a la capital romana en diciembre, es mágica y más cuando se es parte de la tradición del “presepio” o la exhibición de los “100 Belenes” en la sala Bramante de la Piazza del Popolo. En esta muestra se ven los pesebres más curiosos y creativos de diferentes partes del mundo.

Para quienes les gusta la música y los cantos de Navidad, es recomendable ir al espectáculo Gospel Festival que cada año se celebra en el Auditorio “Parco della Musica”, donde se presentan melodías alusivas al nacimiento de Jesús.

Y no hay viaje sin compras y más en esta época. Por ejemplo, desde la vía Condotti hasta la vía del Corso se encuentran almacenes donde puedes comprar los regalos de Navidad, encuentras marcas como Armani, Guzzi, Dior y joyerías como Cartier o Bulgari.

En cuanto a la comida no puede faltar el dulce símbolo de la Navidad: el panettone artesanal, originario de Milán, que se ha convertido en uno de los bocados que no pueden faltar para compartir con la familia en la cena de Navidad de los hogares romanos.

Cualquier época del año es buena para visitar Roma, sin embargo la Navidad tiene un encanto especial para aquellas personas que prefieren celebrar esta fiesta fuera de casa.

También te puede interesar:

En AVIATUR.com encontrarás tiquetes baratos, hoteles, autos, paquetes turísticos, cruceros y mucho más. Reserva ahora vuelos económicos a destinos nacionales e internacionales.

¿ Te llamamos ?

Atención 24 horas.